Sigue al Gato

martes, 29 de enero de 2013

¿Hasta Cuando...?

¿Hasta cuando...?



Como gato que soy y como curioso que también soy. Siempre estoy enterado de todo, pero aveces al enterarme de tanto: mas es lo bueno que lo malo.
Ahora me trae un asunto que me da vueltas en mi pequeña cabecita y son las tragedias que se están produciendo en el mundo y especialmente en: discotecas y centros de esparcimiento que en especial son concurridos por jóvenes.
Yo soy un gato joven, que gusta mucho de la farra y la vida nocturna, pero siempre procuro con mi pandilla de gatos amigos, frecuentar lugares que estén al aire libre y seguros.
Sucede que hace muy poco murieron cinco niñas en el Madrid Arena en España, antes murieron otro tanto en una discoteca en Lima de nombre Utopía y ahora, hay mas de 260 muertos en una de Brasil.
Lo lamentable de este asunto es que: las autoridades, presidentes y demás, salen a hacer declaraciones, en las que juran; investigar y hacer pagar a los responsables. Cosa que no se hace nunca y los muertos; bien muertos se quedan.
La juventud suele ser impetuoso, arrojada y muchas veces por su inexperiencia inconsciente, incapaces de medir los riesgo y el peligro, dando rienda suelta a su sano instinto de disfrutar de la vida y sus momentos.
Pero que hay de las autoridades, que no frenan esta escalada de crimines masivos, que en su mayoría son producto de la ambición y el desmedido afán de lucro de empresarios inescrupulosos, que solo piensan en llenarse los bolsillos a costa de la vida de jóvenes, que solo desean pasarla bien un momento.
Hay que tener mas respeto por la juventud, porque ellos serán los mayores de mañana y con el ejemplo y el trato que se les esta dando: no creo que sean una buena promesa para mañana.
Hay que respetar a los jóvenes y hay que cuidar de ellos. No están para pasarla bien solamente y para engordar a sinvergüenzas, que trafican con sus vidas. Ellos están para que nuestra sociedad les procure un ambiente sano en donde desarrollarse y no para ser victimas de la incapacidad de las autoridades para gobernar.
Los padres de esas victimas, merecen un respeto y merecen que se haga justicia y no que simplemente se metan ala cárcel, a personas que si tienen algo de culpa es la mínima.
Hay que dar un escarmiento a quienes son los verdaderos culpables. A los criminales y traficantes de vidas humanas, que les interesa en lo mas mínimo, la vida de los demás.
Hay: policías, inspectores, regidores y un serie de personas encargadas de reglamentar y autorizar estas fiestas, pero que no cumplen con su deber. Es hora que comiencen a hacerlo, para que no se repitan estos crímenes contra jóvenes inocentes.
Como gato yo me divierto a mis anchas, pero cuido siempre de que mi seguridad sea lo primero.

lunes, 21 de enero de 2013

Organos, Organismos y Organizaciones

Para este humilde gato, que se pasa la vida en libertad y casi al aire libre. Despojado de ataduras, autoritarismos y prepotencias, aveces se le hace difícil entender ciertas conductas y sinlogismos humanos.
Una mañana de cara al sol, disfrutando de la soledad placentera de un aristocrático tejado, me puse a pensar y me pregunte: ¿Para que sirven todos esos organismos internacionales de gran pompa y boato? A mi pequeña cabecita saltaron inmediatamente aquellos nombres de: O.N.U, O.E.A. Unansur, UE, etc. Solo por mencionar unas cuantas y las mas mencionadas.
Todas apuntan a salvaguardar: los derechos humanos, la paz mundial, la alimentación, los derechos de los niños, derechos de los trabajadores, protección de las mujeres y no se que tanta cosa mas, que sobre el papel; este mundo debería de ser lo mas cercano a la perfección y por ende casi un paraíso.
Pero no, es todo lo contrario, vivimos dentro de un caos y un descontrol de los mil demonios. Cada quien hace lo que se le pega la gana: atropellan, matan, , abusan, roban, desfalcan, estafan.
El hambre campea, cada vez hay mas niños desamparados, pobres y desnutridos. De las mujeres ni que decir(gatas), son maltratadas a diestra y siniestra, por todo el planeta, sin olvidar los abusos sexuales a los que esta expuestas. Los pedofilos, se pasean como pedro por su casa o por la iglesia, sin que nadie mueva un dedo para pararlos. De las guerras y matanzas ni que decir, son pan de cada día.
Los empleos, brillan por su ausencia y no pasa nada. No hay trabajo, pero las deudas no te las perdona nadie.
Todos estos organismos, no tendrían ningún problema en existir, siempre y cuando no costasen lo que cuestan mantenerlos “operativos”Son miles de millones de dolares, lo que demandan sus existencias. Con ese dinero la población mundial, podría estar: bien alimentada, los niños bien atendidos, la salud de muchos garantizada, es decir...
Todas son instituciones que solo sirven para despilfarrar el dinero y dar empleo a unos cuantos, que bien podrían estar sirviendo mas provechosamente en sus panes de origen.
Yo soy un simple gato, pero desde que nací, la vida me enseño que: cuando llueve la lluvia se siente y cuando el sol alumbra su brillo es evidente. De igual manera, estas entidades; ni brillan ni se sienten.
Este mundo necesita urgentemente: un reingieneria y un compromiso de cada quien para caminar hacia el cambio.
No he escrito nada sobre el derecho de los animales, porque de mi especie: nadie se ocupa.

sábado, 19 de enero de 2013

El Gato ha Vuelto

El gato a vuelto. Luego de una larga caminata por los tejados y casas de la ciudad. Perdido dentro del mundanal ruido.
Siempre amoroso y mimoso. El gato vuelve para recibir las caricias de sus amigos y agradecido por los saludos y mensajes dejados en mi prolongada ausencia.

Los abrazo a todos y todas, con mis pequeñas patas, que si bien no alcanzan para rodearlos, al menos si, muestran mucha amistad.
Un feliz año para todos y les prometo estar a la altura, para nuestras largas tertulias, en noches de luma llena. Al calor de una pequeña fogata, que no ha de faltarnos.
Gracias por esperarme y por confiar un poco en este gato, que tiene fama de ser muy ingrato, pero dejo claro que: es solo fama.