Sigue al Gato

domingo, 24 de marzo de 2013

Reflexiones De Un Gato

Reflexiones De Un Gato




Cuantas cosas bellas existen en este mundo, pero que poco las apreciamos. Tenemos todo a nuestro alcance para ser felices, sin embargo a cada momento estamos buscando la felicidad y añorandola; sin saber que ella esta a la vuelta de la esquina esperandonos.
Caminamos constantemente de revés y nunca en el sentido de la vida. Hemos perdido el horizonte, no sabemos distinguir: lo bueno de lo malo, ni lo bello de lo feo, la luz de la obscuridad, la verdad de la mentira y así. Nos hemos quedado sin olfato, ese olfato que nos permite percibir los aromas y las fragancias de: el amor, la ternura, y el de las flores del jardín de la vida.
También estamos sordos, sin poder escuchar las bellas melodías que nos regala la vida, cada día y a cada momento. Nos hemos olvidado de los sentimientos y de los gratos momentos.

Hoy luchamos por sobrevivir a: la violencia, la intolerancia y la maldad innata. Somos victimas de un mundo adverso, violento e irreparable. Un mundo que nosotros mismos hemos permitido y permitimos, con nuestra indiferencia y nuestras ansias de tener, tener y tener. Queremos y ansiamos a cada instante; tener mas de lo que tenemos y podemos. Vivimos a una velocidad superior para la que estamos hechos y eso nos acaba a mas prisa y nos hace la vida mas corta y menos placentera. Nuestros placeres; son eximios, pasajeros y fugaces ya no tenemos tiempo ni queremos:
Escuchar un poema, sentir una caricia tierna, real y con sentimiento, recibir una rosa o un clavel, una frase cortes, el buen trato y los buenos modales.
Si quisieramos, podríamos cambiar el mundo en que vivimos, pero para eso tendríamos que: escuchar a la naturaleza y respetarla, estar a su servicio y no servirnos de ella. Respetar a nuestro prójimo, amar sin temor y sin resquemor, ambicionar lo justo y no lo demasiado, perseguir y defender los preceptos de la familia, que es la institución mas antigua y fuerte que el hombre ha creado.
Muchas son las cosas, que podemos cambiar y muchas son las cosas que debemos alejar de nuestros pensamientos, que son las que nos han hecho tanto daño.
Soy un gato que mira la vida desde un tejado y quisiera vivir debajo de el, pero no puedo porque allí abajo; no duraría mucho tiempo con vida. La violencia va y viene sin parar.

2 comentarios:

  1. Hola Gato,Don.

    Ayer entré y no pude dejar el comentario.

    Es cierto que estamos ciegos y sordos, mudos y todas esas cosas que dices, pero en mi opinión, hay valores que las personas sentimos ,solo que uno los dicen y otros no. La familia es el pilar fundamental en el que se sustenta el individuo.
    Las personas vamos aprendiendo y las luces y las sombras son compañeros de viaje. Creo que el respeto hacia los demás es primordial, porque es justo ahí donde radica el principio de casi todo lo demás. Hablas del egoísmo de ambición, tienes razón, pero creo que eso también es una condición humana que cuando se junta con el poder suele convertirse en un arma peligrosa.

    Bueno tu post es una declaración de intenciones que cualquiera desearía. Muchas de las cosas que dices son y están en la vida de muchos de nosotros... disfrutemos de ellas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Moon:
    La vida y nuestra existencia, es una cuestion de equilibrios y como en todo orden de cosas: debemos de guardarlos. Lo que ocurre es que en nuestra balanza; nos hemos extralimitado en nuestra parte negativa y eso nos esta afectando en nuestro entorno y en nuestra existencia como especie.
    Lo bueno y lo malo: siempre van a co-existir, pero si lo malo sobrepasa a lo bueno, estaremos ante un problema de grandes consecuencias y si no; mira como esta el mundo ahora. Cuenta violencia y cuanta falta de respeto, por todo y por todos.
    Un abrazo gatuno como siempre Moon

    ResponderEliminar